dilluns, 21 d’agost de 2017

ANANT A BUSCAR LES TRAMPES DEL CHALLENGE DE MADRID

(Traducción al castellano al final del artículo)

Me n'han parlat molt i m'ho han advertit diverses persones, així que no tenia sentir no anar a fer el reconeixement del que tothom assegura que és la trampa del Challenge de Madrid. Es tracta del sector bici (on probablement rau la clau d'aquesta prova), ja que després d'un inici trenca cames i esgotador, amb un coll i tres ports de muntanya, et plantes al quilòmetre 86 amb un panorama aparentment atractiu i reconfortant d'una baixada còmode fins Madrid. Damunt del mapa així ho sembla i veient el perfil, també. Però, no. No hi ha cap baixada de 94 quilòmetres. El recorregut és ple de petites trampetes que cal conèixer perquè no t'agafin desprevingut.
I això és el que vaig anar a buscar ahir.
Sortida des de Madrid, cap a les faldes de la sierra, fins a Guadarrama. Des d'allà, teòrica baixada cap a El Escorial, que vaig comprovar que no són tots de baixada. Cal pedalar...i cal pujar. No gaire, d'acord, però quan sumes 100 quilòmetres...tot costa. I hi ha diverses petites pujades d'aquestes, com la de la carretera que va de Villanueva de la Cañada a Majadahonda o la petita que et trobes poc abans d'entrar a la Casa de Campo. Són petites trampes que, ara, ja conec.

Ara bé, no tinc gens clar que, el dia D, a l'hora H, no peti en aquestes petites pujades.



YENDO A BUSCAR LAS TRAMPAS DEL CHALLENGE DE MADRID

Me han hablado mucho sobre el tema y me lo han advertido varias personas, así que no tenía sentido no ir a hacer el reconocimiento de lo que todo el mundo asegura que es "la trampa" del Challenge de Madrid. Se trata del sector bici (donde probablemente se esconde la clave de esta prueba), ya que después de un inicio rompepiernas y agotador, con un collado y tres puertos de montaña, te plantas en el kilómetro 86 con un panorama aparentemente atractivo y reconfortante de una bajada cómoda hasta Madrid. O por lor lo menos eso parece mirando el mapa. Pero, no. No hay ninguna bajada de 94 kilómetros. El recorrido está lleno de pequeñas trampillas que hay que conocer para que no te pillen desprevenido.
Pues eso es lo que fui a buscar ayer por la noche.
Salida desde Madrid, en dirección a las faldas de la sierra, a Guadarrama. Desde ahí, teórica bajada hacia El Escorial, que comprobé que no son todos de bajada. Hay que pedalear...y hay que subir. No mucho, también es cierto, pero cuando sumas 100 kilómetros...cualquier tachuelita cuesta. Y hay varias pequeñas subidas de estas, como la de la carretera que va de Villanueva de la Cañada a Majadahonda, o la pequeña que te encuentras poco antes de entrar a la Casa de Campo. Son pequeñas trampas que, ahora, ya conozco.

Eso sí, no tengo nada de esto me asegura que el día D, a la hora H, no vaya a petar en estas pequeñas subidas.

Cap comentari: